domingo, mayo 29, 2022

Marlene




Y, sí: fumaba. 

Por eso.




viernes, mayo 20, 2022

Música de cámara argentina





De lo que podría decirse de esta obra, sólo voy a decir unas pocas cosas.

Tiene los años que lleva este siglo, poco más o menos.

Estuvo en esta bitácora hace unos años, pero recién ahora la he recuperado, después de algunas peripecias.

Tuve, por eso mismo, que hacer una nueva edición.

Es obra que por varias razones vale la pena conservar, y por eso está aquí, nueva y finalmente. Y eso me alegra.


Como apenas en un par de ocasiones en estas páginas, se llega a la obra yendo por la ilustración de la "tapa" que se ve arriba o por este enlace




viernes, mayo 13, 2022

Algunes cançons boniques








Porque la belleza sopla donde quiere.




miércoles, mayo 11, 2022

Maitia, nun zira?






Hace una punta de años, anduvo por aquí.

Maitia, nun zira?

Canción tradicional vasca bastante vieja. En ese entonces, entre otras, traje la versión de Dulce Ponte con Kepa Junquera al acordeón, todo lo cual se perdió por esa insoportable levedad de la red.

Me la encontré otra vez ayer, oyendo un disco de Imanol (nom de guerre, por así decir, de Imanol Larzabal Goñi), de 1984, en el que hace viejos romances euskaldunes, de varios tipos. No ahora, pero ya traeré ese trabajo del ex etarra, porque lo hace bien, según yo.

Y allí estaba Maitia, nun zira?

La canción relata un romance al estilo Romeo y Julieta, entre dos jóvenes enamorados. De familia noble ambos, Jeanne y Mixel tienen prohibido casarse, pues al padre no le gusta el candidato. Son vascos de Francia y hablan en suletino, un dialecto vasco con influencia occitana, por ser en Francia, claro. La historia es de principios del XVIII y termina bien. Como lo dice en la canción, la niña vasca está determinada a casarse y desafía al padre diciéndole a Mixel que le falta un año para cumplir los 25 y entonces ya no tendrá que obedecer. Y así lo hace. Hay documentos que respaldan las desventuras y venturas de los enamorados. Y hasta del perdón del padre.

El título en castellano es ¿Donde estás, amada mía?, el grito angustiado de Mixel porque no encuentra a su enamorada, a quien su padre ha escondido para apartarla de él.

La historia del finado Imanol no es menos interesante. Y lo de ex etarra no es genérico, sino específico, porque lo fue, hasta que la misma Eta lo persiguió durante años por haber cantado en un homenaje a una etarra que su misma agrupación había matado. Terminó yéndose del país (vasco) y murió a los 56 años, en Orihuela.

Historia de la canción, la letra en suletino y en castellano y la vida del cantante, todo a disposición de los interesados en la insoportablemente leve red de redes (que para algo tendrá que servir, me cago en la leche...)

+



Ahora bien.

La canción tiene variantes, estrofas más, estrofas menos, pero en todas hablan alternadamente Jeanne y Mixel (y hasta una última para una moraleja que "canta" su padre de ella...)

Para que sea acorde, tal vez la canción deberían cantarla un varón y una mujer (y otro varón más, al final). No encontré ninguna así. Por eso dejo una versión completamente femenina (por una vasca, que cuadra mejor...), como la de Imanol es completamente masculina.




Como yapa, la versión de Ponte-Junkera, que se tragó la red.








lunes, mayo 09, 2022

Mi pequeño mar




En otra parte, publiqué esta canción, Mi pequeño mar (Θαλασσάκι μου), que llegué a saber era obra de Nikolaos Talias (la música) y Popi Papanikita (la letra), griegos los tres, la canción también, claro.

Me gustó y vi como de costumbre qué versiones había, además de la de Lizeta Kalimeri que es la que publiqué. Son muchas. Pero eso no es lo raro.

Parece que, difícil y todo como suena (no por el idioma), no hay modo de arruinarla. La cante un consagrado (griego, se entiende) o en un video casero.

No hay modo de arruinarla, digo otra vez, y hasta donde un servidor ha visto.

Tuve todo un viaje de ida y vuelta para oírla en diez versiones distintas que recolecté casi al azar.

Y no hay modo.

Mejor para los griegos.

Y para mí.

Y para Mi pequeño mar.


Dejo aquí las versiones (y no digo, pero digo, que hay una que prefiero a todas las demás...)






miércoles, mayo 04, 2022

¿Amarte, haberte amado?




Muy bien. 

Famosa, conmovedora. Vaya si no. Sí.

Charles Aznavour cantando en castellano su canción De quererte así (que es el título en castellano, claro...)



De quererte así hasta enloquecer.
De rogar por ti, de llorar por ti.
Sin poder dormir, sin poder comer...
¿Qué me quedará de quererte así?

De quererte así con mi alma y mi voz
hasta olvidar el nombre de Dios,
para no nombrar más que el de mi amor.
¿Qué me quedará de quererte así?

Tan sólo mi voz que se apagará.
Tan sólo mi amor triste y sin color.
Tan sólo mi piel sin sabor a miel.
Y mi gran temor
de quererte aún más y más
al morir...

De quererte así con un gran dolor
hasta destrozar este corazón,
sin poder gritar, sin tener razón...
¿Qué me quedará de quererte así?

Tan sólo un amor que sufre por ti,
que muere por ti...


Pero.

La canción original, en el original francés que antes también cantó Aznavour y que se titula De t'avoir aimée, dice otra cosa. Y casi digo muy otra cosa.



De t'avoir aimée, aimée comme un fou.
Aimée a genoux, bien plus que debout,
a n'en plus dormir, a n'en plus manger.
Que me reste-t-il, de t'avoir aimée? 

De t'avoir aimée, de l'âme et des yeux
a n'en oublier jusqu'au nom de Dieu,
pour ne plus avoir qu'un nom a crier...
Que me reste-t-il, de t'avoir aimée? 

Reste que ma voix, sans écho soudain.
Reste que mes doigts, qui n'agrippent rien.
Reste que ma peau, qui cherche tes mains.
Et surtout la peur, de t'aimer encore demain,
presque mort... 

De t'avoir aimée, aimée de douleur
a m'en déchirer, le ventre et le coeur.
Jusqu'à en mourir, jusqu'à m'en damner
Que me reste-t-il, de t'avoir aimée? 

Ne me reste plus, qu'un amour
que tu viens d'écarteler...


Por lo pronto, en castellano, está el asunto del tiempo. ¿De quererte así? ¿Así cuándo? ¿De aquí en más? ¿De quererte así como te quiero ahora? De quererte así voy a enloquecer..., ¿qué me quedará de quererte así?

Sí, sin duda, es el presente de un amor dolido, doliente.

Mais, vraiment: de t'avoir aimée quiere decir otra cosa: de haberte amado. Y la letra de la canción dice otra cosa. El pasado es rotundo allí; con hebras de un presente, es verdad..., pero aterrado de tal vez amar todavía –la peur, de t'aimer encore demain,/presque mort...– y desencantado ya al mismo tiempo:

Que me reste-t-il, de t'avoir aimée?
Ne me reste plus, qu'un amour
que tu viens d'écarteler...


De veras: que Aznavour haga lo que quiera con sus canciones. 

Lástima que los traductores no hayan tenido el pathos que la canción original tenía. ¿Será que el castellano no sabe decir bien lo que se dice bien en francés? ¿Les aterra el pasado a los hispanoparlantes? ¿Prefieren hacerse ilusión de que ese amor todavía existe? ¿Será?


Lo digo en serio. Pero lo digo en broma. Pero en serio. Pero en broma.

Porque una cosa es una cosa, y otra cosa es otra cosa.

Eso, nomás.



martes, mayo 03, 2022

Pequeña, piensa en mí...




En otra ocasión, Serrat compuso una canción que no se parece a la anterior que traje.

Menuda
.

En catalán, por cierto.

Un amor como desgarrado, sí, pero más parecido al amor de los humanos de a pie que la versión matemática anterior. Y algo más lírica, diría.

Los últimos tres versos creo que están logrados:

Pensa que tenim encara
el camí dels teus ocells
per a volar-lo tu i jo amb ells.

Traigo una versión minimalista de Silvia Pérez Cruz.

En catalán, por cierto.






domingo, mayo 01, 2022

Me gusta todo de ti (pero tú no...)



Siempre me pareció bastante cínica y brutal. Y nunca entendí del todo qué quiso decir Serrat. Pensaba si acaso le pasó, si le pasó algo así. Cómo saberlo, si él mismo no lo cuenta. Aunque en la poesía, en cuanto arte, siempre hay universalidad.

Pero.

Creo ahora, con todo, que con esta canción pasa como con el tango: se entiende con los años. No digo que se entiende más o mejor. Digo que se entiende, y nada más.

Y Ud. disculpe, si no es molestia: diría además que (por algún lado) tal vez se trata de una cuestión matemática lo que late allí, simplemente. Una aplicación de un breve postulado, bajo el ropaje de una canción.

+ x - = -.

Más por menos, menos.

Muchas cosas deseables (+) frente al todo indeseable (-), es nada de la persona (-).

Al menos, en lo que a amores humanos se refiere.

¿Que las personas y sus cosas no son signos matemáticos? Claro. Entiendo. No lo son.

Pero, cuidado, hay más sentido en las cosas que lo que se ve a simple vista.

Las matemáticas son también ellas, quodammodo, una metáfora de la vida.